2016-11-24


Global ImasT 2016

Global ImasT 2016

España necesita un Pacto de Estado para impulsar la innovación, se puso de manifiesto hoy en el Global ImasT 2016, que se desarrolló en 12 sedes simultaneas de toda España con la participación de mas de 120 expertos. Hoy faltan un millon de profesionales cualificados para las empresas tecnológicas, y dentro de cinco años serán 4 millones. España debe convertirse en un territorio laboratorio para testear permanentemente nuevos proyectos tecnológicos, dicen los expertos.

España necesita un shock de modernidad que la saque de la rutina contable de estar mirando cada día cómo está el presupuesto y la introduzca en la senda de la innovación, declaró el periodista Iñaki Gabilondo en la conferencia inaugural del Global ImasT, el más importante evento para la activación de los ecosistemas de emprendimiento e innovación que hoy celebró en 12 sedes simultáneas de toda España su cuarta edición. 

Para Iñaki Gabilondo, España está equivocada, navega sin proyecto de país y tiene que cambiar de rumbo si no quiere terminar siendo un modelo económico que se resume en dos palabras: Bar España. 

Lo que necesita España es tomar el tren de la modernidad, que está pasando a toda máquina delante de nosotros y lo estamos dejando escapar. La innovación tecnológica es la columna vertebral de la gran transformación que estamos viviendo, por lo que encuentros como el Global ImasT forman parte del nuevo escenario que se está conformando y que demanda mayor implantación social. 

Más de 120 expertos nacionales e internacionales han participado en la cuarta edición del Global ImasT, que se ha desarrollado en torno a dos sesiones plenarias y 26 conferencias temáticas. Desde Estados Unidos, Daniel Isenberg, profesor Babson College, dirigió este mensaje a los asistentes en las diferentes sedes

Problema de educación 

Una de las cuestiones que se han puesto de manifiesto en la sede principal de la cuarta edición del Global ImasT, desarrollada en el salón de actos de la Facultad de Biológicas de la Universidad Complutense de Madrid, es la educación. 

Para Javier García, premio MIT Technology Review a los investigadores menores de 35 años, la educación tal como se plantea en España no despierta talento disruptivo, lo que constituye un gran impedimento para la innovación. 

Marta Villanueva, directora de la Asociación Española para la Calidad, destaca que vivimos en un caos total y que el cambio nos desborda completamente, dando oportunidades a fórmulas colaborativas. 

Josep Piqué, presidente de la International Association of Science Parks and Areas of Innovation, señala que el talento es la base de la economía del conocimiento y que la educación debe estar basada en retos, no sólo en la transmisión de conocimientos. 

El mayor riesgo que se corre en la actualidad es el de no innovar, añade Piqué, concluyendo que España debe convertirse en un territorio laboratorio para testar permanentemente nuevos proyectos tecnológicos. 

Pacto de Estado por la innovación 

Tomaso Canonici,  Managing director de Opinno Europe, señala que en España faltan un millón de profesionales cualificados para las nuevas demandas de las empresas y que en cinco años esta cifra se elevará a cuatro millones. 

Se refiere a nuevas habilidades relacionadas particularmente con las TIC que no están contempladas en la formación que sale de las universidades, y que el sector tecnológico no puede esperar a que los profesionales necesarios terminen una formación universitaria. 

Lo que está pasando, añade Canonici, es que el sector está buscando técnicos de formación profesional a los que prestan una formación añadida para cualificarlos y prepararlos para la demanda que viene de las empresas de vanguardia. Canonici propone que en España se alcance un Pacto de Estado para impulsar la innovación. 

Para Diego Sáez, director de la empresa valenciana Mesbook, la industria 4.0 es prácticamente inexistente en España y los perfiles profesionales que faltan en España están fuera del país, lo que representa un peligro para los profesionales españoles, que pueden ser marginados a favor de la contratación de técnicos de otros países. 

Mercado e inversión 

La sesión de la Complutense abordó también otros temas como el de la inversión, destacándose, como señaló Emma Fernández, managing partner en Kleinrock  Advisors y ex senior executive vice-president en Indra, que si bien hoy hay más dinero para invertir en empresas que hace diez años, la verdad es que el capital español arriesga mucho menos que el capital procedente de otros países. 

Rodrigo Recondo, Presidente del Instituto de Capital Riesgo (INCARI), señala que en España sólo el 10 por ciento del volumen de inversión que se realiza en empresas es capital riesgo. Senén Barro, presidente de RedEmprendia, añade que 3 de cada 4 inversiones que se realizan en España son menores de un millón de euros. 

Senen Barro señala asimismo que el problema no radica tanto en encontrar dinero para lanzar un proyecto, que si es bueno al final siempre se encuentra, sino en que muchas veces se invierte en el lanzamiento de una empresa pero se abandona la siguiente fase, que es la de su crecimiento. Añade que si bien hay mecanismos para crear nuevas empresas, faltan mecanismos para escalarlas.